El carro de mi padre

El carro de mi padre

Queridos lectores: hoy me propuse a escribir una historia corta, corta. Espero que salga bien, ¡disfruten su domingo!

Después de cinco años de haberlo perdido por un robo, el auto apareció justo enfrente de mi casa. Me pasmé tanto que tarde un poco en decidirme a ir a verlo.

Su pérdida me había dolido porque había sido de mi padre y era lo único que me había heredado, pero ahora estaba ahí, ¿acaso los ladrones se habían arrepentido?

Bajé tembloroso y cuando estuve enfrente, me sorprendí. Mi padre estaba al volante; había venido por mi. Sin dudarlo, me subí en el asiento del copiloto.

Al día siguiente, los vecinos daban tus testimonios a la policía. Decían que me había suicidado al ver un auto viejo estacionado enfrente de mi casa.

Anne Kayve

Imagen de Alexas_Fotos en Pixabay

13 thoughts on “El carro de mi padre

    1. El chico, en realidad, estaba en camino a la muerte. Sin embargo, en esa transacción vio a su padre fallecido, el cual lo acompaña por ese camino que el había recorrido para llevarlo con él para siempre

  1. Qué excelente microrrelato. Muy interesante, me hizo acordar al autobús fantasma, pero con más pizca de sentimiento.
    Recorrí tu blog. Es hermoso. Te felicito.
    Te invito al mío, si te place… Es fundamentalmente de cuentos cortos, pero JUSTO AHORA (con la pandemia…) estoy haciendo un proyecto de diario-ficción. A ver qué te parece.
    ¡Un abrazo grande! virtual y sincero. Cuidate mucho.
    https://desdelomasobscuro.blogspot.com/

    1. ¡Me pone feliz que te haya gustado! Escribir es mi pasión y es hermoso ver los frutos de mis trabajos, ¡Me pasaré por tu blog! Como te habrás dado cuenta, el mío también es (la mayoría) de microrrelatos, ¡Un abrazo y nos leemos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back To Top