Algo raro en el cielo

Algo raro en el cielo

Queridos lectores: ¿no se han preguntado que hay más allá del cielo, de nuestra galaxia?

Hoy es mi cumpleaños número diez y mamá ha accedido a dejarme sola en casa por primera vez. Se lo he rogado mucho, ya que odio estarla acompañando a todos lados cuando puedo quedarme aquí viendo mis series favoritas. Ella no está muy contenta, pero sé que con el paso del tiempo se va a acostumbrar. De repente, todas luces se apagan. Como nuestra casa se encuentra en medio del bosque, me asustó un poco, pues los vecinos más cercanos están a dos kilómetros de aquí.

Voy corriendo a mi habitación, repitiéndome constantemente que no va a pasar nada, que es normal que se vaya la luz debido al aire. Siempre ocurre… ¿no? Entonces, una luz ilumina totalmente mi ventana y yo pongo las cobijas en mi cabeza, como si eso pudiera esconderme de los horrores que hay afuera…

Una voz robótica me llama a asomarme por la ventana y yo empiezo a llorar con todas mis fuerzas, llamando a mamá. Sin embargo, en el fondo, sé que no acudirá a salvarme esta vez. Después de un rato, decido salir de mi escondite y voy hacia la ventana. Hay algo extraño en el cielo: un platillo que aparenta estar sobrevolando el bosque.

Respiro profundo y me limpio mis lágrimas, pues una parte de mí, sabe que mis verdaderos padres, por fin han regresado por mí y yo… yo estoy lista para dejar la Tierra e ir con ellos.

Anne Kayve

4 thoughts on “Algo raro en el cielo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back To Top