Cansancio

Cansancio

Queridos lectores: ¿Cómo seguir adelante cuando estás tan cansado que ni siquiera te puedes mantener despierto…?

Lili, después de haber estudiado casi toda la madrugada para su examen de admisión a la universidad, se despierta sobresaltada. Asustada mira la hora y se da cuenta que se le ha hecho tarde. Maldice para sus adentros y empieza a prepararse para marcharse sin perder más tiempo. Sin embargo, cuando está a punto de salir de casa, se da cuenta que ha perdido las llaves y si sale no podrá volver a entrar. Desesperada se sienta en el piso, se recarga en la pared y empieza a llorar, resignada por perder ese examen tan importante. No puede creer que estaba tan cansada que se quedó dormida en el día que iba a decidir su futuro. Trato de respirar profundo y se prometió que a partir de ese momento se iba a cuidar mucho, dormir a sus horas, comer sano, con tal de verse sana. Porque sí, a veces se deben renunciar a cosas que nos dañan y nos angustian más de lo que nos dan alegrías y risas.

Anne Kayve

2 thoughts on “Cansancio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back To Top