Contrato

Contrato

Queridos lectores: perdón por etar un poco ausente. He estado un poco ocupada, pero ya estoy de regreso con el siguiente relato.

Mi madre, después de tantas quejas mías, me dio un contrato. Me dijo que si lo firrmaba significaba que por fin yo era libre de ella. Yo no lo comprendí, ya que era una hoja en blanco. Después me dijo que yo podía poner las cláusulas. El tono en que me lo dijo me entristeció tanto que decidí detenerme a mirarla y correr a abrazarla, sintiéndome mal por haberla hecho sentir tan miserable a mi lado. A partir de ese día, las cosas cambiarían.

Anne Kayve

Imagen de Catkin en Pixabay

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back To Top