Cuando quieras claudicar…

Cuando quieras claudicar…

¡Por favor! ¡Conviértete en esa persona a la que admiras! ¡Compórtate con empatía, sinceridad y respeto! ¡Trata a las personas como te gustaría que te trataran a ti! ¡Motívalas a ser mejores y a verse a través de los ojos del otro! ¡Enséñales que todas las acciones que realizan son una gran aportación para este mundo!

No consientas que las envidias te corroan por dentro, no permitas que los rumores destrocen la sana convivencia que tienes, no autorices que menosprecien tu trabajo o el de otro, no toleres sentir que no sirves para nada. No se te olvide que por algo estás aquí.

Tampoco dejes de creer en ti, en tus virtudes, en tus capacidades y en tus habilidades. Si las personas ven que estás seguro de lo que eres, te percibirán fuerte, capaz y valiente y considero que eso es lo que necesita el mundo en estos oscuros momentos. Seamos un equipo, por favor, y lleguemos a la meta. Sólo juntos lo lograremos.

Creo en ti y en esta sociedad que tanto significa para mi. No la dejemos caer.

*Recuerda estas palabras cada que quieras claudicar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back To Top