Cuatro tesoros

Cuatro tesoros

Queridos lectores: tengo la fiel creencia de que cada libro que existe, es un tesoro. Por eso este relato va dedicado a ellos.

La biblioteca cerró de repente y nadie sabe por qué. Algunos dicen que simplemente quebró, mientras otros sostienen que el director era tan amante de los libros que no soportó más la idea de estarlos prestando.

Yo no le creo a ninguna de las dos versiones, pues por cinco años fui diario, a pesar de toda mi carga académica o mis pendientes. Si planeaban cerrarla, me hubiera enterado y mas porque… nunca regresé los libros que tenía en préstamo. Estoy segura que hubieran puesto una fecha para devolverlos.

Una parte de mí está feliz de que esos cuatro tesoros estén conmigo, pues me gustaban tanto que los sacaba muy seguido a pesar de haberlos releído miles de veces.

Entonces, les prometo guardarlos y mantenerlos protegidos mientras sigan en mis manos y sé que ellos… ellos me creen.

Anne Kayve

Imagen de Annie Spratt en Pixabay

2 thoughts on “Cuatro tesoros

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back To Top