Dale tiempo

Dale tiempo

Queridos lectores: a veces el tiempo es la única cura que tenemos…

Aliana perdió a su perrito hace un año y no se ha atrevido a tener otro desde entonces. Su hermano, Kevin, sin embargo, no deja de desear uno a gritos. Sus padres no saben qué más hacer para encontrar un punto medio, pero la madre se ha acercado al pequeño y le ha dicho que le dé tiempo a su hermana, pues debe de curar el corazón roto que le ha dejado su pequeño perrito al fallecer. Kevin, al ser pequeño, no lo comprende, pues no entiende por qué debe esperar, hasta que ve a su hermana junto a las cenizas llorando. Se acerca y le promete que ya no pedirá otra mascota, hasta que ella esté lista. Ali lo abraza y sigue llorando, con la esperanza de que eso le ayude a sanar y, en consecuencia, pueda cumplir el sueño de su hermanito.

Anne Kayve

2 thoughts on “Dale tiempo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back To Top