Derrotada

Derrotada

«Queridos lectores: creo que en estos tiempos de pandemia, es casi imposible no sentirse derrotado, por lo menos una fracción de segundo. Este relato va dedicado a todas las personas que se sienten así en estos momentos, y por supuesto, a todos los que alguna vez se han sentido así.

Después de haber perdido en la competencia de ballet más importante en mi vida, mi mundo se vino abajo. Sabía que mis padres después de esto, no me apoyarían más en mis sueños, porque me dirían que no soy capaz de cumplirlos a pesar de tener todo el apoyo de ellos. Además, los pocos amigos que tenía también los perdí tras la competencia, pues me di cuenta que sólo estaban a mi lado porque creían que iba a ganar. Así que estaba sola y derrotada. Creo que sobre todo sola y jamás lo había estado en mi vida.

Pasé varios días así, sumida en la miseria, hasta que un buen día, al verme al espejo, me di cuenta que había ignorado que la persona más importante para mí, estaba enfrente, mirándome con sus grandes y cafés ojos tristes. Le sonreí y me devolvió la sonrisa, y le prometí en silencio que lucharía por ella. Y así fue. Ahora las dos, yo y mi yo interior, vivimos una vida buena para ambas, sin importar lo que los demás dicen de ello.

Aprendí que me tengo a mí y que eso es lo más importante en tiempos de derrota. Es la forma más efectiva de salir de ella, mirarte al espejo y darte cuenta que eres capaz de vencer cualquier obstáculo, si confías en ti.

Anne Kayve

Imagen de Mandy Fontana en Pixabay

10 thoughts on “Derrotada

  1. La vida debe ser un comenzar o recomenzar las veces que sean necesarias. La derrota no cuenta. Si uno lucha por seguir adelante, por alcanzar la victoria, después de cada fracaso puede venir el éxito, por lo menos la alegría de no conformarse con la derrota. Y siempre mirando hacia adelante… lo pasado pasado está. las metas siempre están al final del camino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back To Top