Días de incertidumbre

Días de incertidumbre

Queridos lectores: hay días en los que tu mayor deseo es que el tiempo se pase volando..

Ayer mi padre se fue a hacer unos análisis sobre su estado de salud. Yo estaba preocupada porque jamás lo había visto tan mal. Él me decía que no me quitara el sueño, pero yo no dejaba de pensar en ello. Por eso, la espera de los resultados se constituyó en días de incertidumbre en los que apenas podía comer y dormir. Mi papá lo notó, pero evitó hablar del tema. Entonces, el día llegó. Con manos temblorosas los recibí y cuando lo abrí descubrí que mis peores pesadillas se habían cumplido: sólo le quedaban unos días de vida. Decidí ocultarlo, a cambio de hacerle vivir unos días felices y sin preocupaciones. Sólo así se fue con una sonrisa en su rostro y no, no me arrepiento de haberlo hecho.

Anne Kayve

Imagen de Konstantin Kolosov en Pixabay

6 thoughts on “Días de incertidumbre

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back To Top