Directo a la cama

Directo a la cama

Queridos lectores: hay días que estamos tan cansados que sólo queremos acostarnos en nuestra cama y dormir para olvidar todo.

Sonia, después de un día tan cansado, entró a su casa. Lo único que quería era descansar. Sin embargo, cuando un cambio estuvo a punto de atropellarla se dio cuenta que ese cansancio era una señal pura de que estaba viva y ya no siguió lamentándose de sentirse así.

Anne Kayve

Imagen de Free-Photos en Pixabay

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back To Top