Edna

Queridos lectores: Edna pide salir de mi mente, pide que la plasme en el siguiente texto, como no puedo contenerla le haré caso.

Edna se siente perdida. Ha estado intentando salir de la mente de aquella rara escritora que parece haberla creado. Sin embargo, no puede, pues otros personajes parecen ser más llamativos que ella, por los que ha quedado abandonada en un rincón de la imaginación.

Eso la molesta mucho, pues su único deseo es salir a la vida real para que otros sepan que exista y no se quede solo en un mal recuerdo, o peor aún: en un insignificante invento que nunca se llego a concretar.

Así que toma una caja de crayolas y se pone a hacer un dibujo llamativo de todo su alrededor. A lo mejor, así la escritora la deja salir: para mostrarle cómo es su imaginación a todos sus lectores. Cuando termina se acerca al lugar en que todos los personajes están esperando ser vistos y cuando se abre la puerta para elegir a uno, simplemente alza su dibujo sin decir una palabra.

Esa acción desconcierta a todos, menos al ser extraño que se encarga de elegir el personaje para el siguiente relato, el cual la señala y le pide que la siga. Ella nerviosa lo hace y sonríe. Lo ha logrado. Va a inmortalizarse en las letras de la escritora Anne Kayve para siempre.

Anne Kayve

Imagen de Aline Ponce en Pixabay

2 thoughts on “Edna

  1. Me resulta difícil entender lo que has querido decir con tu relato. Lo voy a leer más despacio, a ver si consigo enterarme de que va. Los relatos de los dos últimos días me han gustado mucho, pero no hice ningún comentario. Eso sí, todas las noches enciendo el ordenador para ver tu blog. Un saludo de Jesús.

    1. Traté de expresar el deseo de unos de los personajes por ser el siguiente en tener su propio relato.
      Gracias, es hermoso sabes que hay alguien sigue con tanto entusiasmo el blog.
      ¡Un abrazo !

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back To Top