El árbol humano

El árbol humano

Queridos lectores: espero disfruten mucho el siguiente relato.

Los humanos se han adueñado de todo. Incluso del líquido más vital para mí: el agua. Es por ello que he decidido convertirme en uno de ellos, aunque eso implique perder mi esencia.

Así que fui con el mejor brujo de todos y le di mi petición. Él me dijo que podía hacer su mejor intento, pero que siempre parecería un árbol. Acepté, ya que nada me impediría tener mi preciada agua.

Entonces, la conversión sucedió. Todo salió bien, excepto por un pequeño detalle: mi tronco se conservó aún en mi cuerpo humano.

Todos le miraban raro y nadie se acercaba, pero yo había logrado mi cometido: tener agua. Así que nada importaba. A veces lo más importante es lo que tú quieres, no lo que los demás desean para ti.

Anne Kayve

Imagen de Tama66 en Pixabay

4 thoughts on “El árbol humano

  1. ¡Cuánta razón tienes! Si estamos pendiente de lo que la gente piense o diga de nosotros, estamos perdidos. Lo importante es actuar rectamente, sin respetos humanos. Hay personas que no hacen cosas buenas por miedo al que dirán de mí. ¿Vergüenza por hacer el bien? No, jamás. La vergüenza debe ser por hacer cosas malas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back To Top