En un día todo cambia

woman in red long sleeve writing on chalk board

En un día todo cambia

Queridos lectores:
Perdón por mi ausencia de este gran rincón de internet. Es sólo que en tan sólo un día han cambiado tantas cosas de mi vida y apenas tengo tiempo de respirar, pero debo confesar que, aunque he estado fatigada, me siento muy plena en esta época de mi vida. Es como si todo se fuera poniendo poco a poco en su lugar. Esperemos que todo siga así.

Verán, llevaba dos años deseando dejar mi trabajo de administrativa. Mis actividades eran sencillas, eso no lo puedo negar, pero ya no me sentía bien. Una parte de mí, desde que obtuve mi título me gritaba que estaba desperdiciando todo mi potencial en una oficina en la cual no me valoraban, así que me propuse a buscar un nuevo trabajo. Sin embargo, llegó la pandemia y esa transición se volvió más complicada.

Entré a varias convocatorias del gobierno, pues quería convertirme en maestra, ya sea de secundaria o de bachillerato. Muchas personas me dijeron que evitara a toda costa trabajar en escuela particular, por todo lo que implicaba. Así que les hice caso. No obstante, también me di cuenta que el camino que había elegido era muy largo y lento. Tanto que pensé que ya no se daría, pero… ¡Oh! ¡Sorpresa! Sin previo aviso, me indican que he ganado una plaza docente y debo ir a la asignación para elegir escuela.

Justo en el día en que lloré con una persona cercana acerca de mi incomodidad de seguir en mi trabajo de administrativa. Me sentía atrapada en la cotidianidad. Con terror de intentar algo nuevo y fracasar.

Después de ahí, el resto es historia.

Amo la docencia.

Amo mi trabajo.

Amo escribir.

Amo mi vida tal y como está en estos momentos.

Ojalá pudiera congelar estos instantes para siempre.

Anne Kayve

6 thoughts on “En un día todo cambia

  1. Muy buen escrito, realmente extrañaba leerte, perdón por desaparecer, que bueno que hayas podido trabajar de lo que te gusta, en la vida hay momentos así que nos gustaría que duraran para siempre, esos son los mejores momentos, y espero de corazón que los sigas teniendo, Saludos desde Argentina Anne te quiero mucho…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back To Top