¡Feliz día del libro!

¡Feliz día del libro!

Hoy desperté con una sonrisa porque es el día del libro y, por es razón, quería compartirles la anécdota de cómo yo me volví una ávida lectora:

Yo tenía aproximadamente 7 u 8 años de edad y me tocó un profesor al cual le encantaba acercarnos a la naturaleza, a la música y a la lectura. Recuerdo que nos recitaba poesía y nos tocaba su guitarra antes de cualquier examen que nos fuera a realizar para que nos tranquilizáramos y no estuviéramos tan nerviosos.

Un día, decidió regalarme un libro y me pidió que le prestará mucha atención para que se lo contará. Lo hice con entusiasmo (más porque lo vi como una tarea que por placer) pero fue en ese preciso momento en que me enamoré de la literatura y empecé a pedir libros a mis padres como regalo de cumpleaños.

Mi familia no lee por lo que se me hace increíble como un maestro puede influenciar tanto en sus alumnos para que empiecen a realizar hábitos que los ayudaran para toda la vida. Por mi parte, yo le estaré agradecida toda la vida.

¿Y ustedes? ¿Cómo empezaron a enamorarse de los libros?

¡Cuéntame tu experiencia en los comentarios!

Anne Kayve

Imagen tomada de: Foto de libro creado por awesomecontent – www.freepik.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back To Top