Hábitos

Hábitos

Queridos lectores: ¿Por qué es tan difícil ser constante en nuestros hábitos?

Mi mamá no para de decirme que soy un desastre. En el fondo sé que es cierto, pero no me niego a darle la razón. Por ello, finjo demencia y le digo que está equivocada. Ella sólo tuerce los ojos y sigue viendo su programa de televisión favorito. Me conoce tanto que sabe que nunca lo aceptaré, al menos no enfrente de ella. Yo azotó la puerta de mi habitación y me maldigo por ser tan desorganizada. Respiro profundo y agarro mi calendario. He decidido que voy a cambiar, le voy a demostrar que puedo ser una mejor versión de mí misma. Sí, eso haré.

Anne Kayve

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back To Top