Horario fijo

Horario fijo

Queridos lectores: esta pandemia me ha enseñado a odiar las horas en las oficinas…

Lilia está desesperada, porque, después de meses de libertad, ya no sabe cómo estar en una oficina. Sólo quiere que llegue la hora de la salida para escapar de la rutina. Por ello, está pensando seriamente en abandonar ese trabajo, aunque sabe que hacerlo significa navegar en un mundo desconocido, del cual no sabe si quiera si saldrá con vida. Sin embargo, también está consciente que si no lo hace, pronto su interior se marchitará a tal punto de sólo vivir como zombie, en la espera de un nuevo día igual que el anterior, ¿tiene miedo? Sí, pero también tiene ganas de intentar algo nuevo, algo que le haga sentir que la vida vale la pena.

Anne Kayve

3 thoughts on “Horario fijo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back To Top