La lectora de mentes

La lectora de mentes

Queridos lectores: Espero disfruten mucho el relato de hoy. Un abrazo a todos.

Antes, cuando yo era pequeña, yo era muy unida a mi mamá. tan así que tenemos una foto en la que se ve cómo me estoy aferrando a su mano. Sin embargo, conforme fui creciendo empecé a darme cuenta de algunas cosas que nos empezaron a separar.

La principal fue que ella creía que yo era una lectora de mentes y podía adivinar sus deseos sin que ella me los dijera. Eso nos empezó a crear tantos problemas que dejamos de entendernos y la distancia se interpuso entre nosotras.

Así, cuando crecí opté por irme, para no alimentar más ese odio que se empezó a generar. Sin embargo, un día volví porque presentí que me necesitaba. Cuando llegué, sin mirarme dijo: «sabía que podías leerme la mente. Sabía que vendrías hoy». Entonces, preparo la mesa. Ese día entendí que estábamos más conectadas de lo que creía y jamás volví a dudar de mi poder, de nuestro poder.

Anne Kayve

Imagen de bingngu93 en Pixabay

5 thoughts on “La lectora de mentes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back To Top