La lluvia de mis ojos

La lluvia de mis ojos

Queridos lectores: creo que está de más decirles como me siento en estos momentos. Lo único que deseo es que esta pesadilla acabe. Como sé que no será pronto, sólo me toca seguir escribiendo para ir curando un poco mi corazón roto. Un abrazo y mucha fuerza.

Quisiera decir que las machas de agua que se ven en mi paraguas son pequeñas gotitas de lluvia, pero eso sería mentirme a mi misma. Para empezar, porque en esta época del año jamás llueve y, para seguir, porque es inusual que alguien lleve un paraguas a todos lados en estos días.

Seré sincera con ustedes, para poder serlo conmigo: esa agua proviene de mis ojos. Se preguntarán cómo es que llegó tanta ahí. La respuesta es simple: cada que alguien está triste, es inevitable para mi corazón no sacar todo su dolor por medio de lágrimas.

Últimamente hay tantas personas tristes, que necesite un paraguas para evitar que mis lágrimas mancharán el piso. Yo, tanto como ustedes, deseo que pronto acabe ya esta pesadilla.

Anne Kayve

Imagen de Ein Kaffee kostet mehr als € 0.55! en Pixabay

5 thoughts on “La lluvia de mis ojos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back To Top