Lejos de mamá

Lejos de mamá

Queridos lectores: hay veces que olvidamos lo más preciado de nuestra vida: nuestra familia.

Conforme pasa el tiempo, me doy cuenta de cómo va envejeciendo mamá. Hay días que no le tomo importancia, pero otros no puedo dejar de pensar en el miedo que me da perderla. Sé que no puedo hacer nada para detener la muerte, pero sé que sí puedo disfrutar lo que me queda con ella, para prepararme al tiempo lejos de mamá.

Anne Kayve

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back To Top