Limbo

Limbo

Lo peor que te puede pasar es quedarte en el limbo, en ese espacio intermedio entre un sí y un no. Sabiendo que no puedes tomar una decisión correcta porque nada es estable.

Así me siento hoy, sobre todo después de que me sentí orgullosa de tomar varias decisiones importantes para mi vida. Me costó mucho hacerlo (lo acepto) porque tenía mucho miedo pero al final me atreví. Sin embargo, la frustración que en estos momentos siente mi corazón se debe a que a pesar de que decidí aventarme al vacío, las circunstancias, y tal vez el tonto destino, sólo me dejan una opción: esperar.

No hay más, estoy atrapada en el limbo atada de manos y juro que haría cualquier cosa por no estar aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back To Top