Maratón

Maratón

Queridos lectores: a veces un simple maratón de películas puede terminar tan mal…

Invité a Lorry a mi casa aquella noche gris. Íbamos a hacer un maratón de películas de terror. Sin embargo, antes de poner la primera, nos dimos cuenta que algo andaba mal. Un ruido sordo en el patio nos hizo estremecernos. Fui a ver lo que era, pero no encontré nada. Sin embargo, cuando regresé adentro me di cuenta que Lorry ya no estaba ahí. Le grité y grité por varios minutos, hasta que me di cuenta que estaba ahí, adentro de mi pantalla tratando de escapar de ese asesino fantasma que era el protagonista de la película que estábamos a punto de ver… me asusté tanto que la apagué. Cuando me armé el valor para prenderla de nuevo, ya no la encontré. Se había ido, junto con mis ganas de volver a hacer un maratón de películas de terror.

Anne Kayve

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back To Top