Mi única y gran pasión

Mi única y gran pasión

Queridos lectores: ¿han tenido un gran sueño? ¿fue su única razón para vivir…?

Después de perder la competencia, me di cuenta que había terminado mi carrera de patinaje. Lloré y me deprimí por días, pero cuando mi madre entró para animarme, entendí que el patinaje era mi vida, aunque no lograra ganar. No lo practicaba para impresionar a nadie sino para sentirme viva y mi derrota no significaba que iba a dejar de sentirme así.

Anne Kayve

Imagen de Ryan McGuire en Pixabay

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back To Top