No te rindas

No te rindas

Queridos lectores: como no he sido profesora en manera presencial, me da mucho miedo fallar cuando tenga que pararme enfrente de un grupo. En esa sensación están inspiradas las siguientes líneas.

Heydi ha tenido un mal primer día de trabajo. No le ha ido tan bien con los niños y está empezando a cuestionarse si en verdad sirve como maestra. Un colega que la ha visto triste, se acerca a ella y le pregunta su preocupación. Ella, sin pensarlo mucho, se lo dice. Él le dice que es normal las primeras veces, pero que paulatinamente encontrará la forma de acercarse a sus estudiantes. Ella lo duda. Él la ve tan triste que al día siguiente decide ponerle un mensaje en su pizarrón: «No te rindas». Eso fue lo que ella necesitaba para levantarse de su derrota e intentarlo de nuevo.

Anne Kayve

Imagen de Gerd Altmann en Pixabay

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back To Top