Pausa

Pausa

Queridos lectores: a veces hace falta de salirnos de las redes sociales, para recordar que la vida no se detendrá a esperarnos.

Rosalba está triste, porque la foto que ha subido no ha recibido ni un «like». Siente como si nadie en el mundo estuviera interesado en su existencia. Su madre, al irle a avisar que vaya a comer, se da cuenta de su tristeza y le pregunta la razón. Rosalba lo confiesa, y su mamá la abraza con mucha fuerza. Le susurra al oído que las redes sociales no son tan importantes como la vida real.

Anne Kayve

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back To Top