Perderme en mí

Perderme en mí

Queridos lectores: a veces perdernos nos ayuda a encontrarnos.

Hoy Sara llegó a la nueva ciudad que será testigo de su vida. Está nerviosa porque no está segura de estar tan lejos de todo lo que conoce por mucho tiempo. No obstante, quiere intentarlo a pesar de que pueda fracasar.

Después de llegar a la habitación que rentó, se sentó mirando la habitación y se sintió tan pequeña en un mundo tan peligroso que le dieron ganas de regresar el tiempo o de congelarlo en ese mismo instante. Ahí se dio cuenta que tenía que perderse primero en sí misma, para poder aceptar todos los nuevos retos que se le atravesarán a a partir de ahora.

Anne Kayve

Imagen de Free-Photos en Pixabay

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back To Top