Pijama en el trabajo

Pijama en el trabajo

Queridos lectores: Por la pandemia, creo que muchos nos hemos acostumbrados a nuestras pijamas…

Nadia, con su pijama puesta, va corriendo hacia su computadora. Tiene una videollamada importante y se le ha hecho tarde, así que la prende con velocidad y, con horror, descubre que ya ha empezado. Entra lo más rápido que puede y cuando se está presentando, al ver su imagen en la pantalla, se da cuenta que no se había quitado la pijama. Sintió el horror en ese mismo instante y maldijo en voz alta el hecho de no estar lista. Desgraciadamente, no apagó el micrófono. Su jefe la fulminó con la mirada y ella, apenada, colgó.

Frustrada, estuvo a punto de aventar su computadora contra la pared, cuando recibió un mensaje de su jefe diciéndole que todos cometían errores y que podía reintegrarse a la reunión, sin ninguna represalía posible. Ella limpió sus lágrimas de desesperación, se preparó para re-ingresar, ahora más lista que nunca para enfrentar las consecuencias de sus actos y descuidados.

Anne Kayve

Imagen de congerdesign en Pixabay

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back To Top