Pluma traicionera

Pluma traicionera

Queridos lectores: Lo confieso. Aún me da mucho miedo dejar que mis palabras salgan sin ningún filtro. Sin embargo, tal vez pronto deje que lo hagan, al final de cuentas ellas son las que me mantienen con vida.

Desde que tengo memoria, vivo para escribir. Son como si las letras me hubieran elegido a mí como su posible heredera. A veces, se los agradezco, porque adoro que una especie de fuerza mágica se adueñe de mí, pero a veces lo detesto, porque siento que escribiendo puedo desnudar hasta lo más oscuro que guardo en mi interior. Es por ello que pocos de mis conocidos conocen este sitio, pues es mejor que las personas que lean mis escritos arrancados del corazón no me conozcan, así no me sentiré vulnerable ante ellas… Ojalá algún día de estos mi pluma no me traicione.

Anne Kayve

Imagen de Лариса Мозговая en Pixabay

4 thoughts on “Pluma traicionera

  1. Tienes que estar muy contenta con el don que Dios te ha concedido de tener una buena pluma. Escribiendo se puede hacer mucho bien. Y es lo que estás haciendo. No temas de descubrir lo más profundo de tu interior, porque con toda seguridad es algo bueno, sentimientos de bien y deseos de ayudar a los demás; de sembrar paz y alegría a tu alrededor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back To Top