Porque cuesta acostumbrarse

Porque cuesta acostumbrarse

Queridos lectores: hoy encontré un relato que escribí en el 2011. Como les he dicho antes, todos mis escritos merecen estar aquí. Por ello, es su turno para estar en el blog:

Miro nostálgica al cielo. Una etapa está a punto de comenzar. Si los cambios son buenos, ¿por qué duelen? Sentí un calor embriagador cerca de mí y una voz susurró «porque cuesta acostumbrarse… Esa es la única verdad». Me volteé para descubrir a la persona que había hablado y no vi a nadie. Lo único extraño era que mi cortina se movía desesperadamente ante mi ventana cerrada.

Anne Kayve

Imagen de mostafa_meraji en Pixabay

2 thoughts on “Porque cuesta acostumbrarse

  1. Es cierto, los cambios desafian lo que hemos integrado, vienen para revolver los posos, para que no se pudra nada en el rincón de las costumbres; la creatividad se nutre del cambio, pero nosotros tenemos resistencia a ellos si nos vienen de afuera. Nos desafian a ser desapegados y eso es como oro para el ser.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back To Top