Reflexiones de pandemia

Reflexiones de pandemia

Queridos lectores: hoy quiero dejar este espacio para ustedes. Prometo leer cada uno de sus comentarios. Abro hilo: ¿Qué reflexiones te ha dejado la pandemia?

Empiezo yo: para mí esta pandemia ha significado una pausa en mi vida, difícil pero necesaria. Vivo en la ciudad, por lo que todos los días están llenos de aljeltreos, ruidos, preocupaciones, responsabilidades, ir de un lado para otro sin detenerte a pensar lo que estás haciendo con tu vida. Esta pandemia me permitió parar, dar un respiro, recordar que la vida es más corta de lo que creemos y a valorar lo que soy y a las personas que se han quedado cerca a pesar de las situaciones. Fue una pausa que ha marcado mi vida, para bien o para mal.

Anne Kayve

Imagen de kaboompics en Pixabay

13 thoughts on “Reflexiones de pandemia

  1. Hemos aprendido a valorar cosas básicas que hasta ahora pasaban inadvertidas y ante todo supone que paremos en ese desenfreno que teníamos para aumentar el estado de bienestar. Lo que necesitamos es poco y debemos apreciarlo. Un cordial saludo.

  2. Creo que vamos a tener nostalgia del espacio, del paréntesis que ha conllevado esa interrupción, ese pararse todo, ese sentir profundamente que no necesitamos tanto tanto tanto en nuestra vida, ese piar eufórico de los pajarillos que vieron disminuir nuestra presencia drásticamente. ¡También nos habremos vuelto más límpios! Seguro que vamos a dar mucha consideración a quienes antepongan lo salubre a lo insalubre en bares y restaurantes. La verdad.., siento que voy a tener nostalgia de haber sentido el pulso de la naturaleza al cesar nuestros griterios y ruidos y negocios y fábricas.., de forma global.

  3. Hola querida Anne… ¡qué interesante reflexión! Algo parecido nos pasa a todos con esta situación. Le agregaría la importancia de mantenerse crítico para con las noticias, no sucumbir a la desesperación. Ese mundo interior revoltoso que tenemos los seres humanos es muy delicado. Hay responsabilidad en el manejo de las emociones. No taparlas, pero sí darles cauce.
    Algo que me llamó muchísimo la atención en estos dos meses de cuarentena es el ensimismamiento con el que conviven muchas personas. He recibido pocos «¿cómo estás?» aunque escuché muchas respuestas.
    Esto va a pasar y nos quedará juntar los trozos y volver a rearmarnos. Es una oportunidad para enfocarse en el arte, en la empatía. Se nos abrieron varias puertas, a ver a cuál de ellas entrar…
    Te mando un abrazo virtual muy grande. Gracias por tus palabras, siempre.

    1. ¡Muchas gracias por tu bella reflexión! Como dices, se abrieron muchas puertas. Espero que la mayoría entre en la correcta… ¡Un abrazo y también gracias por tus palabras! Fue lindo leerlas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back To Top