Tan cerca y tan lejos

Tan cerca y tan lejos

Queridos lectores: por más que nos resistamos, la educación a distancia es una realidad, lo cual para muchos causa mucha frustración. No nos queda más que aprender a vivir con ella y disfrutarla. Un abrazo a todos.

Mañana Diana va a empezar sus clases en la universidad y no se siente contenta, como imagino que haría cuando se enteró que logró ingresar. Esto debido a que se enteró que todo su primer semestre será en línea. Sabía que se sentiría tan cerca de sus compañeros, pero también a tan lejos, ¿cómo diablos haría amigos así? Si de por no pudo ni despedirse de sus amigos de preparatoria y ahora le pasaba esto, ¿qué otras desgracias le traería la vida a tan corta edad?

Sin embargo, conforme pasaban los días, se dio cuenta que no era tan malo como había penando en un principio, pues como su generación estaba acostumbrada a las tecnologías, logró adaptarse pronto. Aún extrañaba viajar a su escuela y quedarse con amigos a la final de una jornada de clases, es cierto, pero pronto aprendió a disfrutar las videollamadas con las personas que, en poco tiempo, se volvieron sus amigos.

Era difícil para Diana saber que no podía verlos en persona ni interactuar con ellos cara a cara,, pero cada noche dormía con la esperanza de que todo esa situación acabaría pronto para poder asistir a clases como antes y para abrazar a sus amigos, sin temor a ser contagiada.

-Pronto -Se dijo a sí misma y así fue.

Anne Kayve

Imagen de mohamed Hassan en Pixabay

2 thoughts on “Tan cerca y tan lejos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back To Top