Terminé el bachillerato, ¿Ahora qué sigue?

Graduation

Terminé el bachillerato, ¿Ahora qué sigue?

Utiliza en la vida los talentos que poseas: el bosque estaría muy silencioso si sólo cantasen los pájaros que cantan mejor

Gorrión en árbol

Henry Van Dike

Siempre que concluimos una etapa de nuestra vida, solemos sentirnos orgullosos y felices de que, por fin, lo hemos logrado. Sin embargo, también nos ataca la constante pregunta: ¿Qué es lo que sigue? Algunos tienen más clara la respuesta que otros, pero al final de cuentas, nadie se escapa de esta crisis existencial. Esto nos puede afectar especialmente si estamos terminando la preparatoria, debido a que muchas opciones empiezan a aparecer ante nosotros, pero ¿cuál elegir? Tal vez deberíamos irnos al camino dictado por la sociedad: estudiar la universidad, pero quizá ya estamos hartos de los libros y el estudio o queremos empezar a trabajar para ganar nuestro propio dinero… o tal vez un año sabático sería la mejor opción, digo, para descubrirnos a nosotros mismos ¿no? ¡Aún somos muy jóvenes como para elegir a que nos vamos a dedicar toda nuestra vida!

Sea cual sea nuestra decisión, debemos de analizarla antes de tomarla, pues repercutirá en nuestro futuro. Aunqueeee eso no quiere decir que defina toda nuestra vida. En primer lugar, hay que dejar ese pensamiento de lado, pues tenerlo en la mente todo el tiempo puede hacer que nos paralicemos a la hora de decidir. Si, todas nuestras acciones tendrán repercusiones, pero es posible encontrar la manera de cambiar nuestro rumbo en cualquier momento, ¿No nos gustó nuestra carrera? ¡Podemos cambiarla! ¿Nos arrepentimos de no haber estudiado? ¡Aún con treinta tantos podemos empezar la universidad! Cada quien tiene su propio ritmo. No hay que olvidarlo.

En este punto, es necesario retomar las sabias palabras de Guillermo del Toro:


¡Ahora sí! Llego el momento de analizar nuestro posibles caminos a seguir después de terminar la preparatoria:

Estudiar la universidad

Universidad

Este parece el camino más obvio, ¿no? Hemos crecido con la idea de que nuestra meta debe ser obtener un título universitario, pero la realidad es que tener ahora ese documento no nos garantiza ni siquiera un trabajo, ni se diga de un buen salario. Esto se debe a que las necesidades de las empresas están cambiando, por lo que están buscando otras habilidades y aptitudes en sus futuros trabajadores. Además de que el desarrollo de la tecnología está volviendo obsoleto algunos trabajos. Por ejemplo, por lo menos aquí en México pronto dejará de ser viable el labor de taquillero. La gran mayoría ya cuenta con ventas en internet, incluso el Gobierno de la Ciudad de México acaba de anunciar hace algunos días de que las tarjetas del metro y metrobús podrán ser recargadas con nuestro celular, ¿se imaginan? ¿qué pasará eventualmente con las personas que se dedicaban a vender los boletos? Por ello, si queremos escoger esta opción debemos estar conscientes de sus ventajas (que tiene muchas) y sus posibles desventajas, pero eso ya será tema de otro artículo.

Si escogieron este punto, seguro también se estarán enfrentando a otro problema: la elección de carrera universitaria y el ingreso a la universidad. El primer punto tiene que ver con nuestras habilidades e intereses mientras el segundo es un poco más externo de nosotros. Puede que queramos seguir estudiando, pero ¿qué pasa si no logramos entrar? En México, por lo menos las estadísticas son alarmantes. Según un artículo de Forbes, 9 de cada 10 aspirantes a una licenciatura de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) fueron rechazados. Por lo tanto, debemos prepararnos para los exámenes de ingreso desde que hemos tomado la decisión de estudiar la universidad. Eso sí, ¡Nada de desanimarse si no es posible ingresar a la primera! Retomando las palabras de Guillermo del Toro: «Tienen un chingo de tiempo». Después profundizaremos en estos puntos.


Trabajar

Muchos pueden elegir este camino por elección, pero también entiendo la situación y estoy consciente que muchos están obligados a hacerlo por problemas económicos. Sea cual sea tu caso, con este camino puedes ir ganando experiencia desde muy joven, lo cual te permitirá subir de puesto en unos años gracias a tus conocimientos. Además de que te permitirá ahorrar y conocer qué tipos de trabajos te gustan y cuáles de plano no harías aunque te pagaran muy bien. Esto te puede ayudar a decidir de mejor manera qué carrera estudiar si es que decides hacerlo más adelante. Igual está la opción de trabajar y estudiar al mismo tiempo. Es difícil, sí, pero no imposible. En otro post les contaré mi experiencia haciéndolo.

Para aquellos que se vieron obligados a dejar sus estudios por trabajar y generar ingresos, les digo que sí es posible continuar con ellos. Quizá no de la manera que quisiéramos (presencial), pero actualmente (y en consecuencia de la pandemia de la Covid-19 que ha azotado el mundo por dos años) se han abierto muchas opciones en línea. Por ejemplo, la UNAM tiene el Sistema de Universidad Abierta y Educación a Distancia, la cual tiene más flexibilidad en sus horarios y en la forma de trabajo.


Tomar un año sabático

Puede ser que no hayas sido aceptado en la universidad o hayas optado por tomarte un tiempo para pensar las cosas, pero ¿qué hacer en este año? Lo que yo te puedo recomendar es tomar cursos de todo lo que se te ocurra. Esto te ayudará a identificar qué actividades te gustan o cuáles no. De igual forma, podrías buscar algún trabajo (aunque sea de medio tiempo) para descubrir a qué te gustaría dedicar tu tiempo en un futuro. Vamos, ¡No es el fin del mundo! Sólo no olvides aprovechar el tiempo, porque conforme crecemos nos llenamos cada vez más de responsabilidades y es más difícil tener un poco de tiempo para nosotros mismos.

¿Se te ocurre otro camino que puedas tomar? ¿Ustedes cómo están viviendo o cómo vivieron esta decisión? ¡No olviden dejar sus experiencias en los comentarios! No sabemos si nuestras palabras le pueden ayudar a alguien más


Entradas más populares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top