Tocar el alma de mis lectores

Tocar el alma de mis lectores

Queridos lectores: ¡Feliz martes! Hace unos días terminé de leer el libro «Fahrenheit 451» de Ray Bradbury y en él encontré varias frases que me encantaron y me hicieron reflexionar. Elegí una de ellas para ponerla aquí y les den ganas de leerlo (si es que no lo han hecho). Espero la disfruten.

Cuando muere, todo el mundo debe dejar algo detrás, decía mi abuelo. Un hijo, un libro, un cuadro, una casa, una pared levantada o un par de zapatos. O un jardín plantado. Algo que tu mano tocará de un modo especial, de modo que tu alma tenga algún sitio adonde ir cuando tú mueras, y cuando la gente mire ese árbol, o esa flor, que tú plantaste, tú estarás allí. No importa lo que hagas – decía – en tanto que cambies algo respecto a como era antes de tocarlo, convirtiéndolo en algo que sea como tú después de que separes de ello tus manos. La diferencia entre el hombre que se limita a cortar el césped y un auténtico jardinero esta en el tacto. El cortador de césped igual podría no haber estado allí. El jardinero estará allí para siempre.

Ray Badbury

En mi caso, estoy trabajando para dejarles algo de mí en cada escrito que subo al blog. Espero funcione y logre, algún día, tocar el alma de cada uno de ustedes.

Anne Kayve

Imagen de bennimax en Pixabay

4 thoughts on “Tocar el alma de mis lectores

    1. ¡Vaya! Tienes razón, a veces hay que dejar ir las cosas cuando ya no las necesitamos o, por el lado contrario, también podemos guardarlas para siempre. Depende de las circunstancias de nuestra vida, ¡Gracias! ¡Un abrazo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back To Top