Tu reencarnación

Tu reencarnación

Queridos lectores: es horrible perder a alguien. Ojalá pudiéramos estar a su lado aunque sea un momento más…

Cuando murió el perrito de Dania, mi preciosa hija, ella entró en depresión, ya que él era todo para ella. Intenté consolarla varias veces, pero fue en vano, porque siempre me pedía a gritos que se lo regresara a la vida.

Un día decidí regalarle un peluche, el cual era la fiel imagen del ser que perdió. Ella al principio se enojó conmigo, pero después lo agarró y se puso a llorar su pérdida. Fue la primera vez que me dejó estar cerca de ella en ese estado de ánimo. Después, me miró y me dio las gracias por dejar que su pequeño reencarnara en sus brazos, para poder abrazarlo siempre antes de dormir.

Anne Kayve

Imagen de Pezibear en Pixabay

5 thoughts on “Tu reencarnación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back To Top