Un buen libro

Un buen libro

Queridos lectores: nada mejor que reencontrarme con una de ms mayores pasiones: la lectura.

Ayer Emma, después de mucho tiempo, recordó la emoción que le causaba leer. La había olvidado y abandonado, ya que había estado ocupada en otras cosas que, en su momento, considero importantes, pero ahora se daba cuenta del gran error que había cometido. Así que se prometió a sí misma que jamás lo haría de nuevo. Para lograrlo, se fijo los días domingos como el día en que se dedicaría a leer un buen libro en la terraza de su casa. Eso, justo eso, fue la que la hizo revivir y volver a disfrutar su propia vida.

Anne Kayve

Imagen de congerdesign en Pixabay

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back To Top