Un descubrimiento hermoso

Un descubrimiento hermoso

Queridos lectores: hay descubrimientos que nos cambian la vida.

Cuando Amy se mudó a la casa de sus abuelos, estaba muy enojada, porque en ese pueblo no había ni siquiera señal de internet. Sin embargo, no tenía ninguna opción, pues sus padres se habían mudado a otro país sin ella. Al principio, fue complicado acostumbrarse a esa vida tan tranquila, pero con el paso del tiempo, se empezó a enamorar de la calma, de la naturaleza. Ahí descubrió que los árboles, los lagos, el aire puro, pueden llegar a ser los descubrimientos más hermosos que es bueno tener en mente siempre. Sobre todo, si se vive en una ciudad llena de multitudes y contaminación.

Anne Kayve

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back To Top