Un movimiento más

Un movimiento más

Queridos lectores: hoy en la Ciudad de México se sintió un terremoto con magnitud de 7.5. Fue tan fuerte y me ha marcado tanto que he inspirado el siguiente relato en ello. Un abrazo.

Nunca había sentido ningún terremoto desde que nací. Solo había escuchado anécdotas horrorosas de aquel sismo del 1985 en las noticias, en la televisión y en lo que me contaban las personas grandes.

Hoy eso cambió totalmente. Un sismo empezó a sacudir cada centímetro de la tierra. Mis padres y mi hermana salieron corriendo mientras yo me paralice.

Mi padre me vio y regresó sin pensarlo ni un segundo. No le importó que el piso se movía ni que quizá estaría arriesgándose por salvarme. Volvió por mi.

Me tomó entre sus brazos y me guió a la salida. Cuando todo terminó, lo abracé y le agradecí por no abandonarme y él dijo que fue solo un movimiento más y yo le creí. No todas las personas son capaces de hacerte sentir bien en la adversidad.

Anne Kayve

Imagen de SamuelBurns en Pixabay

7 thoughts on “Un movimiento más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back To Top