Unión

Unión

Queridos lectores: a veces olvidamos que la unión hace la fuerza.

Nana y yo hemos estado encerrados en esta torre por tres años. Por más que gritemos, ahora sabemos que nadie nos puede escuchar. La comida aparece periodicamente mientras dormimos, pero jamás hemos logrado ver quién la trae. He llegado a una especie de resignación de terminar de crecer aquí y morir. Nana dice que no me rinda, pero cada que abro los ojos y recuerdo mi realidad, pierdo la esperanza. Apenas recuerdo qué es nadar en el mar, apenas vislumbro pocos recuerdos de mi vida anterior. Estoy olvidando quien soy, así como de seguro los de afuera me están desvaneciendo de su mente.

De repente, un día, sin previo aviso, una mano me ayuda a salir. Sin embargo, tengo que tomar una decisión: mi libertad o la de Nana. Estoy a punto de elegirla a ella, cuando ella me empuja hacia adelante, sabiendo que me ama más allá de lo que yo soy capaz de comprender. Y yo, con la frente en alto, acepto el sacrificio que hace, prometiendo honrarla a cada segundo de mi libertad.

Anne Kayve

5 thoughts on “Unión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back To Top