Vueltas

Vueltas

Queridos lectores: hoy no ha sido un buen día. Espero que mis letras me ayuden a sacar todo lo que traigo dentro, ¡Un abrazo!

Despierto con los tiernos rayos del sol que se cuelan débilmente por la ventana. Cuando abro los ojos me siento extraño, como si el mundo se estuviera moviendo. Trato de enfocar la puerta de mi habitación, pero no lo logro totalmente, es como si alguien estuviera jugando con ella. Eso no es posible porque he vivido solo estos últimos años.

Asustado, de golpe me siento en mi cama y todo empieza a dar vueltas de manera exagerada. Ahí me doy cuenta que la causante de eso es mi mente, no mi alrededor por lo que poso de nuevo mi cabeza en la almohada, tratando que se pase esa horrible sensación.

Respiro profundo para no entrar en pánico y con gran valor lo vuelvo a intentar. Sin embargo, la respuesta es igual o peor, lo que me obliga a volver a acostarme. Aprieto mi cabeza con ambas manos, de manera exagerada, creyendo que con eso todo el mareo se irá, pero estoy equivocado. Está aumentando poco a poco.

Desesperado. cierro los ojos. Eso parece menguar el dolor, pero no lo suficiente. Las nauseas ya se están apoderando de mí. Me acuesto de lado y decido intentar dormir otro rato, para ver si eso ahuyenta esta pesadilla. Afortunadamente, funciona. El dolor se ha ido y con él, mi vida.

Anne Kayve

Imagen de Foundry Co en Pixabay

4 thoughts on “Vueltas

  1. Hola Anne.
    Siento que hoy no haya sido un buen día para ti, de seguro los próximos serán muchísimo mejores.
    Me ha gustado el relato como de costumbre, excelente.
    Por cierto, eres y estás muy guapa en tu nueva imagen de perfil.
    Un saludo.

      1. Me alegra haberte podido sacar una sonrisa, y si, tenemos que tener esa esperanza de que llegarán días mejores. Otro abrazo para ti.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back To Top