¿Y si todo sale mal?

¿Y si todo sale mal?

Queridos lectores: ¿Cuántos sueños hemos dejado de perseguir por el miedo a fracasar…?

Luna, después de una gran crítica de su profesor, salió corriendo del salón y se fue a esconder al baño. No sabía cómo podía ser tan inútil y estúpida. Debía haberle dedicado más tiempo a su tarea, pero como buena adolescente, había preferido ir a un antro y descuidar sus responsabilidades, ¿Así cómo iba a sobrevivir al mundo adulto? Después de un rato, decidió salir de la preparatoria y caminar un poco por los alrededores. Al poco tiempo, se encontró con un letrero que decía «piensa las cosas de manera diferente». Esa fue la única señal que necesitaba para enfrentar a su maestro y decirle que, aunque no compartieran puntos de vista, su trabajo había sido bueno, porque se había esforzado en él. Eso hizo que todos se quedarán callados y, después de unos segundos, estallaran en vítores de alegría, porque muchos querían sentirse tan seguros como ella. A partir de ese día, todos se acercaban a ella a pedirle un poco de su autoestima y ella, con gracia, los animaba a confiar en ellos mismos.

Anne Kayve

2 thoughts on “¿Y si todo sale mal?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back To Top